Saltar al contenido

Lactancia con biberón : 5 trucos para tu bebé acepte el biberón

La lactancia con biberón es una alternativa de amamantamiento en bebés que suelen tomar algunas mamás. Existen ocasiones en las que la madre ya no puede darle el pecho al bebé porque debe volver a su rutina laboral o deba complementar la lactancia materna con leche de fórmula.

Es ahí cuando la lactancia materna en biberón se convierte en la mejor solución ante esta situación. Algunos bebés no tienen problema al tomar leche de botella mientras que otros no corren con la misma suerte.

Ya sea porque piensas extraer tu propia leche, iniciar con la lactancia mixta o simplemente que el biberón se convierta en algo imprescindible para alimentar al pequeñ@,  ver a tu bebé rechazar la leche es algo tormentoso para todas las madres. Ninguna madre quiere ver a su hijo llorar porque tiene hambre y mucho menos que se desnutra al rechazar el biberón.  

Es por eso que en esta ocasión te compartiremos los trucos que te facilitarán  el paso de lactancia materna a biberón a ti y a tu pequeñ@.

1.Escoge la tetina adecuada:

El tipo tetina juega un rol muy importante en la lactancia con biberón. Debe tener una textura suave y su orificio debe permitir que la leche fluya en la cantidad adecuada, ni mucha ni muy poca. Recuerda que una mala experiencia con el biberón puede ocasionar que tu bebé ya no lo quiera tomar después.

Las tetinas más adecuadas son las de flujo lento y forma redonda. Estas  ya son las que más se asemejan al ritmo y a la forma del pezón materno. Ten en cuenta la edad de tu bebé, ya que de acorde a esto deberás escoger el tamaño de la tetina. 

2. Prueba darle leche materna en biberón

A veces los bebés no rechazan al biberón como tal, puede suceder que la fórmula de la leche artificial no es de su agrado. Lo que puedes probar en este caso es extraer tu leche y dársela en la botella. De esta manera será más fácil acostumbrar a tu bebé a usar el biberón ya que no habrá cambios bruscos entre el sabor de la fórmula para bebés y la de pecho.

3. Descubre la postura ideal

La lactancia con pecho y la lactancia con biberón requieren de posturas diferentes. Prueba y descubre la posición en la que tu bebé se sienta más cómodo agarrando el biberón. Si ya llevas días intentando y no encuentras la postura para conseguir que el bebé tome biberón, te recomendamos utilizar el Método Kassing.

4. Preséntale al biberón

Para tu bebé el biberón es un intruso desconocido en su alimentación por lo que no es sorpresa que lo rechace en un primer instante. Debido a esta situación lo recomendado es que poco a poco le des a conocer el biberón a tu bebé de forma gradual.  Entrégale la botella para que vaya descubriendo su textura y que muerda la tetina. Otro truco que puedes implementar es mojar la tetina con una mínima cantidad de tu leche materna. Esto hará que el bebé relacione el biberón con comida.

5.Deja que otra persona se lo de

Para que tu bebé acepte el biberón se recomienda que la primera toma sea hecha por otra persona como el papá o alguien que se encargue de alimentar a tu bebé en tu ausencia. Si le das por primera vez el biberón a tu bebé después de haberle dado el pecho, lo más lo más probable es que se ponga a  buscar de cualquier manera lactar de tu pezón. 

La paciencia es la clave de la lactancia con biberón. No te frustres si tu bebé se rehúsa a tomar leche del biberón en los primeros días. Mantén la calma y sigue intentando. También recuerda que la mayor parte depende del momento del día en que se lo des. Trata de evitar darle el biberón como primera y última comida del día, mejor opta por darle el biberón entre las tomas principales.