Saltar al contenido

La suciedad es buena para los niños

¿Tu casa está relucientemente limpia? ¿Pasas horas asegurándote de que cada rincón esté limpio y desinfectado? ¿Llevas un desinfectante antibacterial para las manos en el bolso y lo rocías en las manos de tu hijo cada vez que toca algo sucio? Para muchas madres esto es sinónimo de limpieza, pero la cosa podría ir un poco más allá.

Fuente: CMS

Queda claro que la casa es un lugar que siempre debería estar limpio, esto debido al cuidado de nuestros hijos. Pero irse al extremo tampoco es recomendable. Y es que, según expertos, la suciedad también tiene sus beneficios y acá se los contamos.

 

PUEDEN VER: Muchos padres aún creen en estos mitos acerca del resfrío

 

La suciedad es buena

Puede sonar lógico que en cuanto más limpio sea el hogar, más protegidos nuestros hijos están, sin embargo, si mantenemos las cosas demasiadas limpias, hay probabilidades que sufran ciertas afecciones, como alergias.

 

Expertos en el tema señalan que exponer a tus hijos a un poco de tierra y gérmenes es algo bueno, ya que ayuda a desarrollar y fortalecer su sistema inmunológico contra los invasores cotidianos, como el polvo y el polen, y a protegerlos contra algunas enfermedades de adultos.

Fuente: Fatherly

Si permitimos que nuestros hijos estén más expuestos a esto desde vida temprana, los expertos creen que se puede desarrollar un sistema inmunológico más sólido que será más capaz de combatir enfermedades e infecciones y ser menos propensos a las alergias. Además, admitámoslo, es imposible como padre evitar que nuestros hijos se ensucien.

 

Es por ello que los estudios recomiendan no limpiar hogares al punto de considerarlos impecablemente limpios. Acuérdense de algo: no importa cuánto limpiemos nuestros hogares, nuestros niños estarán expuestos a todo tipo de gérmenes apenas salgan de casa. No podemos criar a nuestros hijos en una burbuja.

Fuente: CB

Vale aclarar que esto no considera cosas como los biberones y el equipo para preparar comida y darle de comer al bebé, los cuales siempre deben estar esterilizados y limpios.

 

Sí a la limpieza

Pero todo esto no significa que debemos dejar las cosas tal como están y darnos al olvido. Y es que debemos inculcarle a nuestros hijos todos los aspectos básico de la higiene, los cuales van desde enseñarles a lavarse los dientes y las manos, y a ellos mismos, pero sin convertirlos a ellos en un desinfectante humano. De todos modos, el mensaje es claro para este tema. La suciedad es buena.

Fuente: JB

 

Conozcan a continuación una serie de 7 errores que los padres cometemos y que impiden a los niños llegar a ser exitosos