Desde que se hizo el anuncio del embarazo de Meghan Markle, el mundo entero ha estado atento a esto, y a preguntas como cuándo nacerá, sobre su nombre, género y muchos otros detalles más. Sin embargo, un anuncio ha sorprendido a varios seguidores y fanáticos que esperaban verlo como futuro sucesor.

Fuente: People

Como suele suceder, las expectativas en cuanto a la llegada de un nuevo miembro a la Familia Real inglesa son todo un evento, y se convierten en parte de la fiesta y apuestas que suelen llegar con ello. Pero un anuncio ha cambiado un poco las cosas.

 

PUEDEN VER: Meghan Markle decide dejar atrás una tradición en cuanto a la llegada de su primer hijo

 

Decisión Real

Según la línea de sucesión al trono, el hijo de Meghan y Harry no será príncipe o princesa y, de hecho, no habrá que referirse a él/ella (ellos/ellas) como “alteza”. Y es que no son herederos directos a la Corona; tal como sí lo son los hijos de Kate Middleton y el príncipe William.

Fuente: USMagazine

En este caso, el hijo de Meghan y Harry llevará un título menor, el de Conde o Marqués, con lo que no recibirán apoyo económico por parte del Estado británico. Pero la otra cara de la moneda es que no tendrán que cumplir con ningún tipo de labor relacionada a la realeza, por lo que tendrán una vida de más libertades.

 

Si bien dicha norma da a entender que deberá trabajar para pagar sus lujos y servicios, queda claro que éste no será un trabajo común y corriente ya que igual heredará una gran fortuna y bienes por parte de sus padres.

Fuente: TheWeek

Muchas personas ven esto como algo negativo, mientras otras lo ven como positivo. Si fuera su caso, ¿les gustaría que sus hijos se críen de manera Real o normal?

 

Conozcan a continuación una reciente confesión que Kate Middleton hizo de manera pública y que nos muestra un lado que pocas veces se ve.