Como mujeres queremos vernos lindas y bien por nosotras mismas. Pero es muy probable que si estamos encinta ya hayamos oído hablar de las famosas estrías y pensemos en cómo evitarlas.

A veces se nos presentan cremas que dicen ser la solución, pero es válido que dudemos de la veracidad de sus lemas o anuncios publicitarios. Ya que, estas marcas en la piel se presentan en la mayoría de casos.

Primero vayamos paso a paso, a ver si podemos disminuir las estrías o si es posible evitarlas.

¿Qué son las estrías?

Son líneas de la piel que se forman producto de un cambio brusco en su tamaño o volumen. Esto puede ocurrir cuando adelgazamos y engordamos, por ejemplo. Entonces con mucha más razón aparecen en el embarazo.

Las estrías aparecen en los últimos meses del embarazo y quedan hasta después del día de parto.

¿Cómo se producen?

Principalmente es por la falta de elasticidad de la piel, La estría se forma debido a una rotura de las fibras de colágenos, provocando una separación en la piel, lo cual se hace notar en forma de arañones.

Cada uno de estos arañones o cicatrices se llaman estrías.

También se producen por cambios hormonales, por lo que es normal que en las mujeres aparezcan estrías en el embarazo y durante el periodo de la pubertad.

Si la piel es elástica, seremos del pequeño grupo de mujeres a las que no les saldrá ninguna durante el embarazo o talvez, sí, pero en menor cantidad o más disimuladas.

Si tenemos una piel seca, también es un indicador de que seremos proclives a las estrías, por lo tanto, un secreto por el momento es hidratar el tejido dermatológico.

Aunque lo normal es que la piel no aguante ese cambio brisco, se estire y se rompan las fibras.

¿Dónde aparecen las estrías?

Normalmente aparecen en el vientre, estas son las más notorias durante el embarazo, pero también en los muslos, en las caderas y hasta en el pecho, estas últimas pueden ser más disimuladas.

Tipos de estrías:

Estrías rojas:

Este tipo de estrías aparecen al principio, podemos notarlas con facilidad. Es recomendable que cuando apenas las identifiquemos llevar un tratamiento para que no empeoren, este es el momento de atacarlas.

Estas estrías son más separadas unas de otras, también pueden presentar una tonalidad rosácea.

Estrías blancas:

Aquí es cuando la piel ya se estiró y las fibras se quebraron, por lo que recomponerlas llevará a un tratamiento más duradero, pero ojo no es imposible.

Dato: Es preciso señalar que las estrías no producen ningún dolor, solo nos perjudica estéticamente.

Estrías preparto y post parto:

En el embarazo, es común que, finalizando el segundo trimestre ya notemos las estrías. Conforme avancen los meses, estas se irán pronunciando más y se notará la diferencia entre la línea blanca y nuestra piel.

Después del embarazo, será un poco más difícil de desaparecerlas, pero si llevamos un tratamiento adecuado en la piel es posible que las con el tiempo estas desaparezcan, sin que nos demos cuenta.

Para prevenir:

Hidratar la piel:

Para esto podemos utilizar cremas hidratantes entre dos o tres veces al día, con el fin de que esta gane elasticidad y que las fibras puedan soportar aun más el cambio brusco de volumen en la piel.

Hacer ejercicio:

Sabemos que hacer ejercicio durante el embarazo no nos hace daño a nosotras ni al bebé, así que si fortalecemos a los músculos podemos evitar las roturas de las fibras dermatológicas.

Masajes en la piel:

Podemos hacerlo nosotras mismas, al mismo tiempo que nos esparcimos la cremas, los lugares recomendados son los muslos, la pelvis y el pecho.

Cremas antiestrías:

Existen en distintas presentaciones y fórmulas, pero la más recomendada será la que haya funcionado, en una amiga o familiar, es por ello que es recomendable que consultemos en nuestro entorno de más confianza, las cremas a utilizar.

Para desaparecerlas:

Es bueno acudir a un dermatólogo, porque él se dará cuenta el nivel de gravedad y cuan marcados se encuentran los surcos, pero por lo general el tratamiento puede consistir en una estimulación de colágeno en la piel.

También sugieren seguir hidratándolas a su vez se produce pigmento para ir acondicionándolas a nuestro color de piel.

Nota:

Debemos considerar que si tenemos estrías y ya dimos a luz, es más difícil desaparecerlas, pero con un buen dermatólogo y con un tratamiento continuo las marcas pueden ser menos notorias, lo que nos aliviará muchísimo.

Consejo:

Acude a un dermatólogo, no sigas recomendaciones de gurúes o de marcas que pueden ser una estafa. Un especialista siempre te recomendará la ideal.

Otro consejo es que, siempre es bueno prevenir, así que, si te encuentras en los primeros meses, no te olvides de hidratar la piel, aunque también puedes hablar con tu ginecólogo sobre esto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *