Saltar al contenido

Las diez mejores ideas para decorar dormitorios infantiles

El dormitorio es la pieza de la casa más importante para nuestros pequeños, ya que debe sentirse relajado para que duerma y además sea el lugar donde se sienta en su espacio  propio. Las madres deben recurrir a las mejores ideas para decorar los dormitorios infantiles y tener las mejores ideas creativas.

Los dormitorios infantiles proporcionan facilidades en la decoración ya que permite organizarlo a los gustos de los padres y teniendo en cuenta el  criterio divertido y colorido de que debe poseer, si hay que pensar en algún criterio en contra es la rapidez con que crecen y esto hace que se cambie en la medida que va creciendo .

IDEAS CLAVES

La Edad:

Esto permitirá una elección del decorado teniendo en cuenta patrones ya establecidos.

En el caso sea recién nacido dependerá de la imaginación y gusto de los papis lo que decidirá cómo será el dormitorio del bebe.

Cuando son más grandecitos podemos preguntarles qué le gustaría que lleve su habitación. Por lo general los niños ya se identifican con personajes animados que forman parte de su mundo interior y por tanto de su cuarto de dormir.

Personalizado:

Al consultarle al nuestro hijo que le agradaría que vaya en su habitación ya estamos construyendo un espacio personalizado y así se irá comprometiendo en conservarlo.

Colorido:

Esta parte es importante ya que, si bien existen colores definidos para niña o niño, hoy encontramos una gran cantidad de tonos de colores con los que se pueden pintar el dormitorio.

Además debe ir a tono con los elementos que el niño escogió. En este aspecto es importante la recomendación de expertos para conseguir la pintura de la calidad y marca adecuada.

Festivo:

aquí nos referimos a que, si bien es una habitación de niños y los colores deben dar el tono alegre, es importante tener en cuenta que se trata de su dormitorio, por tanto la pintura que elijamos también tienen que invitar al relajo.

Temáticos:

Pueden ser de acuerdo a los gustos que el niño haya ido mostrando, pintar en un espacio de la pared por ejemplo personajes de un cuento que le guste al niño, y así damos a la habitación un ambiente que puede ser una réplica de un parque de diversiones o zoológico.

Funcionales:

Los dormitorios de los niños son ya de por si funcionales, los juguetes son parte del decorado y permiten escoger los muebles adecuados para organizarlos.

Debe proporcionársele al niño una decoración que permita que organice sus juguetes, accesorios, útiles de colegio, instrumentos musicales, todos puestos de manera funcional y alegre para que no de la sensación de un depósito.

Innovador:

Los padres deben ser creativos e innovadores en los criterios de la decoración, ya que por lo general se recurre a diseñadores de interiores o catàlogos, sin embargo, es bueno que los padres le dediquen un tiempo a darle un toque diferente a la habitación y que el niño recuerde como fue su habitación.

Si el niño pinta la pared hay que incluir ese elemento en la decoración ya que está en la etapa creativa y es la primera expresión del uso de sus crayolas o pinceles.

Es necesario en estos casos que los padres destinen un espacio de la pared para que pinte, sin perder la armonía de la habitación.

Espacial:

Es decir usar bien los espacios de la habitación teniendo en cuenta el área, y si  el dormitorio es compartido, hay que saber tomar en cuenta los gustos de los dos hermanitos, nunca los padres deben perder el criterio que se trata de una habitación para que cada niño tenga una cierta sensación de individualidad aun compartiéndola.

Seguros:

Hay que tener en cuenta que se trata de un dormitorio de niños, y antes que nada hay que garantizar la seguridad, ventanas aseguradas, estantes bien sujetos en la pared, no acceso a enchufes, los cuales deben estar alejados de la  vista de los niños.

Educativo:

Este aspecto se refiere a que el dormitivo del niño debe tener una pequeña biblioteca para estimular la lectura y que tenga los cuentos que el papá o la mamá le leerá cada noche, para formar un buen habito de la lectura.

Limpio y ordenado:

Los niños por lo general desordenan lo que encuentran ordenado, los padres deben garantizarle siempre al niño un dormitorio limpio y ordenado.

Si es muy pequeño no es conveniente exigirle que lo ordene, pero si en la medida que va creciendo ponerle pequeñas metas como dónde guardar su juguete preferido o sus zapatos por ejemplo.

Tengamos en cuenta que la limpieza y el orden depende de los padres y el niño lo aprende con el ejemplo.

Iluminado:

Es ideal que ingrese luz natural al dormitorio, y que la luz artificial debe ser para las noches y de sensación cálida.

Estas son algunas ideas para comenzar a decorar el dormitorio de tu pequeño, este tiene que ser muy cálido, ya que es un espacio propio.