Siempre hemos oído decir que todo lo que comemos durante la gestación es para la mami y para el bebé- Esto es rotundamente cierto, pero cómo debe ser la alimentación en el embarazo y ¿qué es lo mejor para mí y para mi bebé? es una pregunta que trataremos de responder para lo tengas en cuenta en tu día a día.

Es necesario recalcar que la información que se brindará la hemos recogido de páginas especializadas y de profesionales en el tema.

También es bueno recalcar que la alimentación en el embarazo debe ser controlada, tanto por un ginecólogo, como por un nutricionista.

¿Por qué es importante llevar una buena nutrición en el embarazo?

Según estudios publicados en la página de la Organización Mundial de la Salud, la alimentación en el embarazo influye directamente en la sanidad del feto, así como del lactante y de la madre.

En un estudio del organismo internacional se precisa que, si hay deficiencia de calcio, hierro, vitamina A o yodo, puede ocasionar complicaciones durante el embarazo e incluso poner en riesgo la propia vida de la madre y del pequeño.

Además, mencionan que, si la madre no tiene un peso adecuado durante el embarazo, las posibilidades de un parto prematuro incrementan.

Otro de los factores de una mala alimentación en el embarazo es que el bebé nazca con un bajo peso. También corremos el riesgo de que al nacer el bebé, haya desarrollado defectos congénitos.

Así que ya sabemos mamis, hay que alimentarnos bien, porque según la OMS, nuestra nutrición sí influye en el desarrollo del bebé. Por ello es muy importante los controles prenatales conjuntamente con una asesoría de un nutricionista.

¿Qué se logra con una buena nutrición?

Mami atenta aquí, que como hemos mencionado, en Ser Madre procuramos brindar información de buenas fuentes y este dato te sorprenderá mucho.

En un estudio mencionado en un artículo publicado en la OMS, se reveló que las gestantes con asesoramiento nutricional redujeron en 54% los riesgos de un parto prematuro.

Lo cual es una buena señal de que alimentándonos bien llegaremos a los 9 meses de embarazo, lo óptimo para que nuestro niño se desarrolle lo suficiente antes de nacer.

Además, otro estudio revela que el asesoramiento nutricional en la etapa de gestación, permite que la madre aumente 0,45 kg, y el bebé unos 105 gramos, con los cual se logró reducir la anemia en la gestante en un 30%.

Estos datos son de una revisión mencionada por la OMS de 34 estudios sobre programas de asesoramiento en nutrición a las madres en países de ingresos medios y bajos.

¿Qué se considera para el asesoramiento en la nutrición?

Lo primero será conocer la edad gestacional, que es calculado por el especialista, sea obstetra o ginecólogo, desde el primer día de la fecha última de menstruación.

También se tomará en cuenta la edad de la madre, su peso y su índice de masa corporal.

Cuando la madre se encuentra con sobre peso y obesidad o baja de peso, se considera un embarazo de riesgo, esto lo encontramos en documentos del Ministerio de Salud de Argentina.

¿Qué se debe consumir en el embarazo?

En todos los casos, ya sea en donde la madre tenga un peso normal, sobrepeso u obesidad o esté con peso bajo, lo que se recomienda es hierro y ácido fólico, esto acompañado de la dieta del nutricionista, dependiendo del Índice de Masa Corporal de la Gestante.

Lo ideal es ganar peso durante los 9 meses de embarazo, de manera lenta.

Es posible que las madres tengan malos hábitos alimenticios o que su organismo no pueda asimilar bien los alimentos, en estos casos los especialistas podrían recetar suplementos.

Se sugiere que estos suplementos solo sean consumidos bajo prescripción médica, ya que muchas veces no son necesarios si la madre se alimenta de manera saludable.

Según un documento del Ministerio de Salud de Argentina, en caso de que la madre tenga sobre peso o esté ganando peso en exceso se recomienda:

En el caso de que la gestante se encuentre baja de peso o esté ganando menos peso de lo esperado, el mismo documento recomienda:

Conclusiones:

Como vemos en documentos especializados encontramos recomendaciones que pueden ser muy interesados, sin embargo, siempre es necesario consultarlo con el nutricionista, porque como hemos visto, antes de brindar una dieta, el médico debe tener datos como el peso, la talla, el Índice de Masa Corporal y la edad gestante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *